El impacto que nos está dejando la pandemia, ofrece un escenario económico complicado, simplemente en nuestro entorno, se pueden observar locales vacíos, que repercute de manera contundente en todo eje comercial. Esta situación genera una sensación negativa que afecta al consumidor y a su comportamiento de compra, no incentivando lo más mínimo el consumo, ni favoreciendo la experiencia de compra positiva en la tienda física. Es decir, si el cliente, debe desplazarse a la tienda, el entorno es importante, independientemente de que una vez se sumerja en el negocio, se cumplan sus expectativas. Recordar, que cuando hablamos de experiencia de compra, englobamos todos los puntos de contacto que tiene el cliente con la marca.

Si nos adentramos un poco más, podemos imaginar que detrás de muchos locales vacíos, hay historias personales de empresarios que han abandonado los proyectos, sus planes de contingencia se han visto brutalmente afectados y no han soportado la tensión financiera. La consecuencia ha sido que no han tenido otra opción que cesar la actividad.

Otra quimera a la que se han enfrentado los empresarios, es la de seguir fidelizando al personal, si ya es una tarea crítica y compleja en situaciones, digámosle normales, más titánico es el esfuerzo cuando se han tenido que enfrentar a situaciones tan extremas como las que conlleva la pandemia y su consecuente estado de alarma, teniendo que abordar situaciones de lo más inesperadas adaptándose a las normativas de cada momento; pongamos como ejemplo el tener que lidiar con una plantilla en su totalidad en ERTE, ERTE intermitentes o de cambios de jornadas constantes. Todo esto, inundado por la duda, y posiblemente el miedo, de que quizás, cuando todo esto termine no volverá a ser como antes.

Como ya es sabido, la Covid-19 ha acelerado muchas tendencias. Cierto es que los ERTE, han sido una medida que ha ayudado a salvaguardar la economía de las empresas y trabajadores, pero ahora, ya se puede confirmar lo que se esperaba, gran parte de los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) pasarán a ERES despidos definitivos. Como ejemplo solamente en banca, se están preparando despidos masivos con más de 15.000 salidas para este año.

Y ahora imaginaros que algunos de los gerentes de empresas pequeñas o medianas, con la inestabilidad del personal antes comentada, se han visto obligados a realizar varias funciones (multitasking), desde gestión de pedidos, ventas, realizar los cobros, ingeniárselas para realizar la atención posventa … Encontrándonos con situaciones, que no nos habríamos imaginado nunca, como que desde el teléfono y unas sencillas aplicaciones podríamos realizar todo el circuito de venta, pagar, fidelizar al personal, crear nuevas líneas de negocio ... Poco a poco estos sistemas se han ido profesionalizando, creando flujos operativos más estables y con herramientas tecnológicas adecuadas para el negocio. Finalmente, hemos acostumbrado al cliente a consumir de manera distinta, produciendo cambios en canales de venta y procesos operativos, que quizás ya queden establecidos.

Entonces, recordemos que a pesar de todo el cliente ha sido importante, y que en realidad, le hemos tenido presente desde el primer día, buscando todas las fórmulas posibles para satisfacer sus necesidades y que desee volver a consumir nuestro producto o servicio.

Y toda esta es la realidad que se han encontrado los ejecutivos y ejecutivas de gran parte de las empresas, centrándose en gerenciar el corto plazo. Pero hoy más que nunca, tenemos que apostar en pensar estratégicamente, necesitamos directivos, directivas inspiradores para poder estar presentes en un mercado incierto como el actual, y volver a marcar el rumbo. Existen proyectos, con un gran potencial, “gerenciados” por personas que no conocen la mejor manera de redefinir sus modelos de negocio para adaptarlo a las necesidades del mercado, incluso poder buscar nuevas oportunidades.

Fácil no es, pero ¿quién dijo que sería fácil? La experiencia nos dice, que con un buen enfoque y ejecutado de la forma adecuada, podemos visionar oportunidades donde otros ven amenazas.


Griselda Prat

Especialista en estrategia, ventas y expansión.

griseldaprat@comercioyfranquicia.com